PINCHA AQUÍ: Ofertas para tu bebé.

Tratamiento del cólico del bebe o del lactante

Ya que el origen del cólico del bebé no está demostrado y todo son puras teorías, lo mejor que una madre puede hacer es guiarse por su propio instinto maternal.

Aunque realmente no hay una regla universal para el tratamiento del cólico del bebé, se pueden seguir una serie de pautas que pueden ser de utilidad para minimizar sus efectos, e incluso eliminarlos, siempre teniendo en cuenta que no todos los bebés son iguales. Quizás aplicando una o varias de ellas, pueda conseguir aliviar a su bebé:

  • Antes de nada, hay que asegurarse que es un cólico del bebé, ya que el bebé puede llorar por otros motivos, como el frío, el calor, el hambre, tener el pañal sucio, … Por tanto, los padres debería intentar satisfacer las 5 necesidades básicas cuando un bebé llora:
    * hambre (adaptar las tomas al ritmo del bebé)
    * deseo de succión para tranquilizarse
    * deseo de sentirse protegido (cogerle en brazos y darle cariño)
    * deseo de jugar o que le hagan caso (jugar con él en un ambiente acorde)
    * deseo de dormir (ambiente tranquilo y apropiado para un bebés)
  • Masajes circulares en el abdomen del bebé. Tumbar al bebé mirando hacia arriba. Aplicar un poco de aceite o de crema hidratante en la palma de la mano y colocarla sobre el abdomen del bebé, debajo del ombligo. Ejercer un masaje con una leve presión trazando círculos en el sentido de las agujas del reloj (ya que la movilidad intestinal se desarrolla en este sentido). Al masajear la zona suavemente se ayuda a que los posibles gases salgan al exterior. Realizar los masajes una o dos veces por día; no esperar a que tenga dolores del cólico del bebé para hacerlo.
  • Masajear la espalda. Tumbar al bebé boca abajo encima de sus rodillas y masajear y dar palmadas suaves y rítmicas en la espalda.
  • Estiramiento de piernas y movimientos de “pedaleo de bicicleta”. Tumbar al bebé mirando hacia arriba. Coger las piernas del bebé y flexionarlas y estirarlas suavemente (acercándolas y alejándolas del abdomen del bebé) varias veces, a intervalos regulares con unos segundos de descanso. Realizar movimientos de pedaleo con las piernas del bebé. Con todo ellos se ayuda a que los posibles gases que puede contener el intestino se mueva y se alivie el dolor del cólico del bebé.
  • Pasear al bebé boca abajo sobre el antebrazo. Colocar al bebé boca abajo con la barriga en el antebrazo izquierdo y la palma de la mano izquierda en su barriguita. Colocar la palma de la mano derecha en su espalda y darle pequeñas palmaditas. Pasear al bebé por la casa en esta posición.
  • Balancear y acunar al bebé. Se puede mecer en los brazos, en la cuna o en una sillita tipo columpio cuando tenga un poco de control sobre su cabeza. El movimiento relaja las paredes intestinales y calma a los bebés del dolor del cólico del bebé.
  • Mantener al bebé en la posición de sentado hacia delante y darle masajes en la barriga con suavidad.
  • Dar un paseo con el niño en brazos. Para ayudar al movimiento de los gases y disminuir la acidez, es conveniente llevar al bebé en posición vertical. Le ayudará a expulsar los gases que le están molestando.
  • Propiciar un ambiente con sonidos rítmicos ya que parece ser que alivia las crisis (por ejemplo, ponerlo al lado del televisor, ponerlo encima de una lavadora en funcionamiento, de un aspirador, de un secador, …). El objetivo final es entretener al bebé y conseguir calmarlo.
  • Usar una luz tenue
  • Usar una música suave. Esto puede ayudar a calmar al bebé.
  • Sostener al bebé cerca de su cuerpo, abrácelo y háblele suavemente. El canto, las nanas, etc. Pueden servir de calmantes para los bebés en el llanto.
  • El chupete también puede minimizar el sufrimiento del bebé. Con la acción de succionar, los bebés se sentirán menos nerviosos por el cólico del bebé.
  • Dar al bebé un baño de agua templada. El baño relaja la musculatura de todo el cuerpo y puede que, al relajar los músculos del abdomen, los efectos del cólico del bebé cesen o se minimicen.
  • Dar un paseo con el bebé en cochecito o en el automóvil, ya que el movimiento y el balanceo actúan de sedantes.
  • Sobre todo, ¡no ponerse nerviosos! El cólico del bebé es algo normal y pasajero por el que muchos padres en el mundo pasan cada día.
  • Si es necesario, buscar la ayuda de algún familiar o amigo que puedan quedarse con el bebé de vez en cuando para que los padres puedan descansar algo. Turnarse el bebé entre el padre y la madre para que los dos puedan tener momentos de descanso. Todo ello permitirá que los padres se tranquilicen y puedan sobrellevar los escenarios de cólico del bebé de la mejor forma posible.
  • Medicación: hay que resaltar que no existe una medicación totalmente eficaz contra el cólico del bebé. Aunque cada vez existen más productos destinados a su tratamiento, aún no se ha demostrado que ninguno de ellos sea realmente efectivo. Su uso está muy discutido dentro de la comunidad médica ya que pueden producir lo que se denomina “efecto rebote”. El efecto rebote consiste en una mejoría parcial del cuadro con reaparición en corto espacio de tiempo de la sintomatología incluso con mayor intensidad, obligando a dar de nuevo el medicamento y generando un círculo vicioso difícil de parar. No obstante, su pediatra puede creer conveniente aconsejarlos para intentar paliar los gases. Dentro de los medicamentos para cólicos en bebés hay algunos que contienen Simeticona (como el AERORED), un agente que elimina la formación de espuma y reduce el gas intestinal. El cuerpo no absorbe esta sustancia por lo que es más seguro. En dosis bajas una vez por día y en el horario previo al inicio del cólico del bebé, puede lograr alguna mejoría sin efecto rebote. Consulte con el pediatra de su bebé sobre el suministro de gotas de Simeticona.
  • No pasar al bebé de brazo en brazo, evitando el famoso: “madre-padre-abuela-madre” pues solo conseguirá aumentar la situación de tensión. La mamá o el papá deben tomar con la mayor serenidad posible la situación, intentar relajarse primero uno para lograr relajar al bebé posteriormente.
  • Paciencia, paciencia y paciencia.

Todas estas sugerencias del tratamiento del cólico del bebé pueden ayudar a su bebé a combatir los efectos y el dolor. Esperamos que le sean de utilidad. Asímismo, puedes encontrar más información sobre el origen del cólico del bebé y sobre cómo prevenir el cólico del bebé en http://www.muchobebe.com/



PATROCINA:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias a este sitio ayude a mi esposa a tratar el colico de mi nena, yo en cancun y ella en mexico df.

ana dijo...

Yo encontré la solución de los cólicos de mi hijo en un centro en el que le trataron con Osteopatía, con el método MOVAC. Estoy muy contenta. Os lo recomiendo.

Blevit digest dijo...

Yo probé con blevit digest, una infusión a base de hinojo y manzanilla de Ordesa que redujo considerablemente los gases a mi bebé. Siempre lo recomiendo.

Un saludo,
Lidia